Puntada tras puntada se va esbozando lo que acabará siendo una obra de arte única y valiosa... y, como siempre, cada puntada de la mano bordadora está guiada por pensamientos, recuerdos y sentimientos...
No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.